Las dos caras de la misma moneda

Siempre que decimos SI a algo, estamos diciendo NO a lo demás.
Siempre que decimos NO a algo, estamos diciendo SI a lo demás.

Parece una obviedad, pero no lo es.

Éste es el costo que hay que pagar por elegir. Y ahí es donde aparece la RESPONSABILIDAD, porque estas dos simples palabritas, declaraciones fundamentales de la vida, van determinando, a cada instante, cómo nos sentimos, lo que somos capaces de compartir con otros, con quiénes estamos, los proyectos que asumimos, qué hacemos, lo que somos capaces de aprender, de disfrutar, de darnos, en definitiva, qué vida elegimos experimentar a cada instante.

Pero ¿Quién es el que dice SI o NO?

¡¡Nosotros!!

Por: Julieta Casnati

Leave a Reply